miércoles, 7 de agosto de 2013

Dos aniversarios: Vicente Lago Pereda en el contexto histórico cubano


Por Daniel I. Pedreira
 
Hace diez años, mi interés en la historia de Cuba se convirtió en el afán de investigar detalladamente la vida y obra de los hombres y mujeres que forjaron aquella república. En aquel entonces, aun desconocía la existencia y el paradero de muchos de esos cubanos que se destacaron en sus respectivos campos profesionales y que, medio siglo después en el exilio, vivían olvidadosp or muchos. Me dio gran pesar al leer el periódico,un día de junio del 2003, sobre el fallecimiento del Dr. Vicente Lago Pereda. Fue después de su deceso que me enteré que había sido un prominente y respetado político de la época republican cubana. Algún tiempo después, pude entrevistar a su viuda, la Sra. María Julia Quintana de Lago, quién me dio datos valiosos sobre la vida de su esposo.
El Dr. Vicente Lago Pereda en su tiempo de
Representante a la Cámara.
 
El Dr. Vicente Lago Pereda nació en La Habana en 1913. Estudió en el Colegio Belén en la capital cubana, y luego en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Estando allí durante el gobierno del presidente Gerardo Machado, participó activamente en las luchas estudiantiles en su contra y fue encarcelado en Isla de Pinos. En 1935, sufrió el fallecimiento, a causa de una enfermedad, de su hermano Roberto, pérdida que lo afectó mucho. Nunca olvidó su memoria y ejemplo.
Finalmente cursó estudios de medicina en la Universidad de La Habana, graduándose en 1940. Fue a trabajar en la Casa de Socorros de Cuatro Caminos, en La Habana, y durante su tiempo libre veía enfermos y les regalaba medicinas a los necesitados de aquel barrio sin cobrarles por sus servicios. Años mas tarde, al obtener sus cargos públicos, tampoco cobró sus consultas médicas.

Se casó con María Julia en 1942, y juntos tuvieron dos hijos, Vicente y Julio. Vicente recordó: “Mi padre supo compartir su tiempo entre la familia, su vida professional (médico) y la política cubana.”


Fue miembro del Partido Revolucionario Cubano (Auténtico) y en 1944 fue nombrado Jefe de Salubridad de La Habana por el presidente Ramón Grau San Martín. También fue miembro de la delegación cubana al primer Congreso Internacional de la Salud. Dejó su cargo de Jefe de Sanidad en 1948, cuando result electo representante a la Cámara por la Provincia de La Habana. Allí fue presidente de la Comisión Especial designada para disponer la construcción del Palacio de Comunicaciones. Fue representante hasta el 10 de marzo de 1952, fecha en la cual el Congreso fue disuelto a causa del golpe de estado. Se opuso activamente al gobierno de Fulgencio Batista y fue detenido por su postura.

El Dr. Lago Pereda en el exilio.
Al llegar el comunismo a Cuba, dejó el país con suesposa en 1964. Enviaron a sus hijos al exilio a través del programa Pedro Pan. Exiliado en los Estados Unidos, el Dr. Lago Pereda logró examinarse para ser medico allí.Poco después fue a trabajar al Hospital de Veteranos de Alexandria, Louisiana, y dos años mas tarde trabajó en el Hospital de Veteranos de New Orleans. Permaneció allí hasta 1980, año en que regresó a Miami.Continuó ejerciendo su profesión de medico allí hasta la década de los ’90.

A la misma vez, continuó participando activamente en la lucha por la libertad de Cuba. Por varios años, fue president del Partido Revolucionario Cubano (Auténtico) en el exilio. También continuó siendo un ejemplo de hombre de familia, con varios nietos y bisnietos que han seguido su ejemplo y legado.


Al fallecer, el Dr. Lago Pereda tenía 90 años de edad. Este año conmemoramos el décimo aniversario de su fallecimiento, al igual que el centenario de su nacimiento. No tuve la oportunidad de conocerlo, pero através de su legado como médico, político y hombre de familia, he aprendido de su ejemplo de excelencia, dedicación y patriotismo.Espero que otras personas también lo puedan hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada